viernes, 30 de enero de 2009

La noche alternativa

“Los ojos se enfurecen, las lenguas giran
el cielo afluye a las narices
como una leche nutritiva y azul;
estoy pendiente de vuestras bocas
mujeres, duros corazones de vinagre.”
Antonin Artaud, El ombligo de los limbos

.
.
No se donde estaba

finalmente

Creo que seguía hurgando mi nariz
cuando me perdí en la noche alternativa.
Aunque desde ya tenia la lujuria conmigo
como autopistas tribales que ahora nacen
en plena fogata, diluyendo mi caligrafía de cristal
vendiéndole al mundo entero la idea de porque estoy
frente a la perfecta

Tus ojos estaban ahí
Del ojo de tu alma podría jurar
Del aliento de tu alma:
Yo estaba ahí

Aunque

Desfibro los viejos tambores luna anfeta
Despellejo sin piedad las sierpes del techo mental
Me caigo expulsado al fin de todas las pastillas
ya no se si realmente estuve ahí
ver la coreografía de la gente
o mi corazón un termo en ebullición
escuchar sus motores en sincronía perfecta
la pulcritud emancipada del bullicio
Todo eso me hacia dudar de tí
de tí y de mí
Talvez éramos parte de algún borgiano plan
de la trasnochada inspiración de algún maligno creador
como la incontinencia redentora de una caja musical
quizá no éramos mas que pantomimas
en la arquitectura de un sueño vagabundo
¿y si no somos mas que un solo sueño
o el universo alquilado por uno?

Creo que nunca estuve

o
despierto
.
.
mija

Un extraterrestre en la avenida El Sol


Alien de mí posible marca…
Extraterrestre en el paraíso
de las empresas capitalistas.
Transnacional de mi propio ovni,
de planeta en planeta

El caballero de las nebulosas
que a esta hora se apacigua
en las guitarras

Casi mirando al cielo. Casi – casi
Dejarás un poco de tu patente en los ratos
cuando desembarquen mis manos en el bolsillo.
Dejaras tu encuentro del cuarto tipo
en este único tipo.

Y mientras tanto doy un pequeño paso para el hombre…
Un gran salto a esta ansiedad

Quizá la gente no te reconozca
¿Acaso eso importa?

Es el extraterrestre el no terrestre que lleva
el parroquiano al hacer la matemática,
las encuestas de su producto en el mercado
y la forma en que se roba asimismo
los intereses de su locura.

Despierta entonces
Ve. Aluniza en los cráteres de la socarrona vesania
Y no te olvides, por cierto,
Dejar a cada niña curiosa unas notas de piedra sideral
como la rúbrica de tus caricias.

mija
Voz de alquitrán

LICANTROPÍA


Hay luna y hay lluvia
...
voy albergar ambas en
un siempre, mas un ayer
y cuatro misterios.
Hay luna y hay lluvia...
y hay sordera,
estremece mi pregunta:
por donde me he de marchar?
Y si algún alto
habrá de lugar madre...
también por ahí
entraré, ya navaja, a las
piedras su infesto?
... ha de ser.

Hay luna y hay un resbaladero.
Hay lluvia y hay una intención
profundamente bestial.
...
y no quiero pero debo
albergar ambas
como cayendo
donde aun lo sentido
no escupa desprecio
y las incógnitas de este sincretismo
no me lloren al candor
de su agnóstica sacramentalidad.

Hay luna,
se que por un milagro,
se que a las piedras me ha empujado.
Hay lluvia,
y con ella y con la otra,
los dichosos muros han de excitarse
ante el desparpajo.
...
esta vez las
dos se han besado;
y no por mi, cada ósculo
ha sido quien incite;
ya voy a salir (drogado)
con ambas, de raíz ,en mis brazos
ya voy en metamorfosis
(anochado, alluviado)
con cada roce de invisible rubor
así del híbrido trago
que ellas me han dado
...y otra vez...y otra vez...

En un siempre.
Mas un ayer.
En cuatro misterios.

Hay luna y hay lluvia
...ha de ser.


mija
Oscurantismo

Pre-Su Real




Me declaro sumamente surrealista
cuando acaba la canción de Edith

Floté en el cielo azul porque en verdad es azul...

El amor no mata
¡Se los Juro!
Amor de protones, lánguido corazón
Hoyo oscuro…
Duerme hoy mi dulce gorrión


¡Piaf! Reventó la cara de los locos
Vals del inmune
Retorne del averno a compas de danzón
Ángel caído pesetero me vendió por 2 soles y un abrazo
tres azucenas y un azahar.


Me tome un café con D’annunzio
Comí tres veces
Fui atormentado tantas veces
Recibí golpes de tantos


pero tantos…


Odios ajenos
Continua la resaca antigua
.
(Repentinamente)
Trasnochadas muchas
Arrancado de María y de Carmen
Revente las burbujas anarquistas ...


(Valen acaso eso tus pupilas rosas y rojas)
Hice chimeneas de los besos de Sol

callé muchas veces, caí de bruces al resplandor
de la calle Inca de Santiago

Johnny Thunders, Sid and Nancy vicious
Volveremos a reunirnos en el Ny
Tomaremos cocktails en algún subterráneo ...

Cuaderno de bitácora y una mujer que nunca existió


Zapatos en…
Charcos. Y que puedo hacer?
Por ahí una proyección de los años
quiere rajar mis pieles

No me quiero levantar de la cama

Se cayó el café. La taza
con su esporulación de las horas anteriores
Puedo repetir su nombre.
Hace días que cruzó por mis ventanas.
Cierro mis ventanas.
Me revisto de cortinas.
Apenas si puedo alcanzar aquellas
dulcedumbres del cuarto a oscuras.

El sueño.

Pasea el frío por mis ventanas
Saluda el vapor restante de la taza
de mi motor
vertiendo con ojos de sabe Dios que
de sabe Dios que…

Una gota de sangre las calzadas
y mi taza
y latiendo.
Me titubeaba
solo pasar llamaba una conversación
mi sola vista
sus solos pasos

supe que hacer entonces
entrar a un cuarto perpetuo
en las paredes rostros
y su nombre perdido
y su cuerpo atesorado…

Me titubea
El retrete discurre sabor de amanecida
Suena el baño
Tocan la puerta

Las 6:00 de la mañana

Desisto de cortinas probando el
ultimo bostezo esclavo
abro mis ventanas
le abro mis ventanas

Lo que fui ya no lo soy

Ya son las 6:10 de la mañana

Me pongo los zapatos. Me lavo en aquellos charcos
Me bromea el hermano. Que puedo hacer?

Ya son las seis de la mañana…


mija
Voz de alquitrán, 2002

Poesía y Chelas (Canción para una Cantina)

Una odisea de licor

La poesía son como las chelas
agrias y rasposas al principio

Después de horas de perorata
Con los rebeldes de cantina
la poesía se vuelve música, mujeres y política.

Marx y Buñuel acaparan nuestras bocas
Proudhon esta elevado en un altar
El loco Maïacovski suicida espectral, nos observa
tocando la flauta de las vértebras

Lanzando dardos de revolución
restregando la perra vida
animados por chelas y mas chelas.

Hora clave
La conversación se acalora
Un borracho con la copa rota, medio parado
tembloroso por años de perturbado alcoholismo
brinda por la mujer de ruleros, que lo dejó
hace una reverencia y un salud por su amor desfallecido
escupe alaridos de dolor
ebrio desconocido
termina aquel sutil escándalo
expulsado a patadas por haber orinado al dueño.


Horas de chela
Acabaron con nuestro sencillo
El sol cae por alguna rendija
Los bohemios salen de la cantina sucia
aturdidos por el licor
retornan a sus casas, dormirán algunas horas
tal vez se olvidaran lo discutido
no importa.

“Ya no habrá cantinas de agarradas”
la noche fue larga
Espero noches de inundar los bares de seducción y pequeñas baldosas.

-prometimos volver.


cartavio

Y las siete de la noche
nos ha caído ya
como sirenas y patrullas
sobre la zona rosa

que hubieran podido hacer
mis padres con estas
piernas tambaleantes
terremotos ilegibles
-siderales-
hasta el centro racional
de cada neurona
terremotos
tan maleantes
de alcohol
terremotos.
Que hubieran podido hacer
mis padres...

será que me he puesto la mano
al corazón...
¡de pronto!
y no sé
el mundo entero se hace mi amigo
y hasta el cartavio de mi bolsillo
me sonríe
cálido y vehemente
con su código de barras

y las 7 de la noche
nos ha caído ya
como cuando golpea la incertidumbre
al futuro de la carambola

mejor ya me voy.
.
.
mija
Voz de alquitrán, 2002

luz






Quien es
la mujer Luz?
De mi vida pasada
baratija sagrada
gacela en las montañas,
toda un manuscrito.
Quien puede ser
presagio inadvertido?
En ella las frases
corriendo mas brillantes
amuleto en los celajes
luz que corre en ritos.

Quien soy yo?
victima tal ves
asedio siempre
penumbra a sus “pies”
que no va
no es mas que ordinario
solo busca
solo baratija de plata
aire del viento suyo
y aun así, el mas sucio
que la vio
y me vi

y no encuentro...
Que mas que su vil arlequín?
En las terreras luz
en las nubes luz!...
oscuras lagrimas
tinieblas
mi propio albedrío

Se va, se va
humo entre delicias
nuestra existencia.
Que puede ser?
y solo me responde
que se va...
bajo solano
garabato solitario
inútil famélico
voy la a buscar
mas ella se va.

Los dos rincones
de un corazón
corriendo a encontrarse...
la mujer brillante
deseo maldito
su mirada, caricia
tenue y humillante,
lánguido amor
amuleto en los celajes
pero es mi delicia
ella verdad
yo, yo
yo que soy?
si solo imaginación,
nada mas,
planeando inmolación
selección natural;
y se va
pero no me deja
y se va
arlequín vil trivial saborea
idea que se toca
mas no me aqueja
y se va
mi ciega búsqueda
necia cojea
nube en la esquina
tiniebla,
tormenta y peligro
baratija de plata
por escarlata gemida.

Deseo
la quiero
sobre un pozo,
sentada,
el agua conmigo;
la mujer luz,
toda un manuscrito,
corre como el agua
y esta es alarido.

Quien es
la mujer Luz?
Locura prohibida
encerrada entre manijas
llave y corona de las orillas
la gacela en las montañas
libre para mi libertad
y quitarme las espinas.

Quien soy yo?
La gran mentira
un cardo
una figura
humana de sal
escoria corriente
de la locura prohibida
en ella las frases
“dulce salvación mía”
“dulce brillante”

Luz
Luz que corre
Luz que no olvida
libre por las montañas
desnuda caricia,
soplándome nostalgia,
mi rincón favorito
amuleto de cruz
dulce salvación
dulce salvación mía.

.

mija

Oscurantismo, 2001